domingo, 30 de noviembre de 2008

Strauss - El Murciélago (Die Fledermaus) y el patinaje sobre hielo

Strauss - El Murciélago (Die Fledermaus) y el patinaje sobre hielo

Se puede hacer poesía con las palabras, con la música, con las imágenes... ¡y también se puede hacer poesía con el cuerpo! ¿No lo creen? Observen entonces a los campeones europeos, y luego campeones mundiales, de patinaje artístico sobre hielo.

El año: 1989, los protagonistas: los soviéticos
Ekaterina Gordeeva y Sergei Grinkov, ellos realizan su poesía con el tema: Die Fledermaus (el Murciélago, en alemán) de nuestro amigo Johann Strauss:



El vals

En el post anterior hablamos sobre el Danubio Azul, este hermoso vals es muy popular y se baila, de manera infaltable, en las fiestas de matrimonio de toda américa latina, ¿el por qué?, pues simplemente es la tradición. Los seres humanos vivimos fuertemente unidos a las tradiciones. El Danubio Azul
pegó, y pegó bien en los países de nuestra América, pero... ¿qué hubiera sucedido si otro vals hubiera pegado? Por ejemplo, aquí les presentó la obertura de la opereta Die Fledermaus (El murciélago), es un maravilloso vals que bien podría bailarse en las bodas, escúchenlo:




La opereta Die Fledermaus sale de un período concreto en Viena. Viena fue una de las más importantes capitales en Europa durante el siglo XIX y es a menudo llamado la "ciudad de los sueños". Esta fue la Edad de Oro de los Habsburgo, la más próspera familia real en la Europa continental, y Viena es su capital. Esta atmósfera es perfecta para el crecimiento de la industria del entretenimiento, y surge la necesidad del entretenimiento musical.

Entre la gran variedad de danzas, ninguna se asocia a Viena y los Strauss como el vals, un baile que proviene de las zonas rurales de Austria y Alemania, a principios de 1700 los violinistas ambulantes venidos de Linz amenizaban las cervecerías vienesas. Ya por 1750, danzas llamadas valses comenzaron a emerger en Baviera, el Tirol y Estiria. La popularidad del vals estuvo ligada a la proximidad del hombre y la mujer mientras daban vueltas, algo que se veía como erótico y escandaloso, que, como lógica consecuencia, se hizo popular entre los jóvenes. El propio Wagner decía que era una droga más excitante que el alcohol.

La polka

Tras el vals, la polka es otra danza procedente de Bohemia asociada con la familia Strauss. Escrita en compases binarios, alude a un mundo menos fantástico que el de los valses. Ya sentimentales, ya ruidosas, todas las polkas son divertidas. Las rápidas son breves y bullangueras, de rico colorido y sorprendentes efectos; por su parte las lentas son más reflexivas y poéticas, con ritmo cadencioso y pausado.


La opereta

A partir de 1860, otra forma de entretenimiento popular se sumó a la vida vienesa:
la opereta. El máximo exponente fue Jacques Offenbach cuyas obras importadas de París inspiraron a muchos imitadores entre los que estaban Suppé y Séller y, por supuesto Strauss. Esta forma difiere de la ópera en que contiene secciones habladas (igual que la zarzuela), y sus temas cómicos son casi siempre inverosímiles. De las dieciséis operetas escritas por Strauss, sólo perviven en los teatros El murciélago y El barón gitano. En cualquier caso muchas de sus oberturas, polkas y valses son como pequeñas joyas.

Una opereta es como una ópera en que gran parte de la historia se narra a través de la canción con personajes vestidos con trajes período, rodeado de hermosos conjuntos y acompañado por la orquesta. Pero la gran diferencia entre la opereta y la ópera es que la opereta en el estilo de la música es mucho más popular, y a menudo hay más diálogos que en una ópera. La opereta es más bien como los musicales de Broadway: Cats, El Fantasma de la Opera o Alquiler.



Un dato extra: En una encuesta realizada en 1890 para determinar a los populares de Europa, Johann Strauss resultó el tercero tras la reina Victoria de Inglaterra y el canciller Otto von Bismarck, pues se le veía como el hombre más apuesto de Viena.

Otro dato extra: A mediados de 1870 los valses de Strauss legan a Perú, las clases acomodadas peruanas las hicieron sus favoritas, obviamente siguiendo las modas europeas. Luego de la guerra con Chile (1879 - 1884) los valses salen de los salones perfumados y llegan los barrios populares limeños. Es ahí donde se le añade sal y pimienta y surgen el vals criollo. Los primeros valses, de principios del siglo XX, son anónimos y se les denomina valses de la Guardia Vieja.

Saludos:

Leonardo Sánchez Coello
Profesor de Educación Primaria

12 comentarios:

  1. Interesante tu blog, pero no parece orientado a niños. Demasiada historia. Creo que la mejor manera de acercar a las nuevas generaciones a la música de hace dos siglos es familiarizándolos con ella, es decir hacer que la escuchen con cotidianeidad. Un encuentro deportivo como el patinaje es buena idea donde la música es el fondo y el moviemiento está en primer plano.
    A mi me gusta la música de orquesta porque de pequeño aprendí el clarinete e interprete algunas piezas clásicas. Pero el universo musical es muy amplio y la riqueza de la música latinoamericana enorme. No estaría nada mal que los niños conozcan las raíces musicales de su pueblo, antes de conocer el pasado de la música "occidental".
    Saludos.
    jaben

    ResponderEliminar
  2. Gracias por lo comentarios. Tienes razón, trataremos de ser más breves en nuevos posteos. Con respecto a nuestra música, la música de nuestra América, también tendrá cabida pero en otro blog. Gracias por visitarnos.

    Leo el León
    leoysusleones@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Gran entrada, pero coincido con el anterior comentario en que quizás pueda estar orientada a un público más crecidito que unos niños.

    Famosísimo "Die fledermaus", también infaltable en muchos conciertos de Año nuevo vieneses. Los que me conocen saben que no soy gran aficionado al vals, se me hace muy encorsetado y creo que tengo algo innato en contra de los compases ternarios, vete a saber :b. Eso sí, tengo cierto cariño al vals 2 de la suite "Jazz" de Schostakovich. Se me hace de una elegancia inusual.

    Y entre las polkas, yo sugiero la juguetona "Pizzicato polka", muy aconsejable para niños por lo lúdico de sus compases.

    Ánimo con el blog y saludos desde España.

    ResponderEliminar
  4. Gracias tarongeta por los comentarios. En efecto ya estaremos trabajando en mejorar los posteos, siempre tratando de acercar la música clásica al mundo infantil. Gracias además por por sugerirnos la "Pizzicato polka".

    Saludos:

    Leo el León
    leoysusleones@hotmail.com

    ResponderEliminar
  5. Hola, gracias por la visita. Tienes muy buenos blogs, te envidio que tengas tiempo para dedicarte a elos. Respecto al blog para niños, yo recomendaría enseñar algo de historia de la música y dar a conocer los diferentes instrumentos de la orquesta, todo ello de forma amena y sencilla, según la edad de los niños.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Si. Es una buena idea el dedicarle un espacio a los instrumentos. Gracias por las sugerencias.

    Saludos desde Barranca - Perú

    ResponderEliminar
  7. Acabo de descubrir este blog y me parece fantastico. Espero lo actializae con mayor frecuencia. Saludos desde Neuquen.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus comentarios. últimamente casi no tengo tiempo, pero prometo actualizar el blog a la brevedad posible. Saludos desde Barranca (Perú).

    ResponderEliminar
  9. Ya está listo el blog de mñusica de Nuestra América. El blog se llama "Leo y sus Leones - Música Folcklórica", http://leoysusleonesfolklore.blogspot.com

    Nos vemos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. It's a pity you don't have a donate button! I'd most certainly donate to this
    superb blog! I supposze for now i'll settle for book-marking and
    adding your RSS feed to my Google account. I look forward to brand new updates and will
    share this blog wifh my Facebook group. Talk soon!

    Heere is my weblog: top eleven hack

    ResponderEliminar